Doña Ita, vecina del barrio Unión: “Hoy se nos cumple el sueño de tener el pavimento”

Eusebia Ponce vive con su nieto Uriel y reside en la zona desde hace más de 40 años. Testigo de la postergación de décadas, celebró también junto a otras vecinas y vecinos las nuevas veredas y luminarias LED. Este viernes, el intendente Sergio Tamayo inauguró formalmente las obras que desarrolló la Municipalidad en uno de los sectores históricos del sur de la ciudad.
0
26
Compartir en

Las vecinas y los vecinos del barrio Unión viven una refundación. Luego de 45 años de espera, las calles lucen diferentes. El nuevo pavimento deja atrás las calles de tierra que resultaban intransitables en épocas de lluvia y dificultaban el ingreso a las viviendas. Las veredas se constituyen como el punto de encuentro de niños, niñas y abuelos que redescubrieron cada espacio y la iluminación LED aporta la modernidad y la seguridad que ese sector de la zona sur necesitaba.

“La espera terminó”, fue la expresión recurrente de quienes vieron materializar un sueño postergado por décadas. Eusebia Ponce, más conocida como doña Ita, vive en la zona hace más de 44 años, cuando todo era apenas un descampado y un proyecto de complejo de viviendas.

Hoy se nos cumple el sueño de tener el barrio pavimentado. Fui la primera en tener una casa en el lugar que luego fue creciendo. Siempre luchamos por algo. No teníamos agua y ahora tenemos veredas y luz nueva. Estamos muy contentos y agradecidos al intendente Sergio Tamayo y a toda la gente que colabora con él, feliz de poder disfrutar esto los años que me quedan de vida”, expresó.

La misma emoción manifestó Claudia Jarapa, presidenta de la comisión vecinal. “Quedó muy lindo el barrio. Es un pedido que le hicimos a distintas autoridades y fue el intendente Tamayo el que nos cumplió el sueño. Todo superó nuestras expectativas, pedimos el pavimento y llegó con muchas otras cosas que nos permiten avanzar de manera muy importante. Es lo que deseábamos todos”, sostuvo.

Por su parte, Ana Chosco, otra vecina que se encarga de comandar un merendero que atiende a 74 familias, también mostró su satisfacción por la concreción de las labores. “Es un día histórico, todos estamos con mucha emoción. Esto significa comodidad, el asfalto y las veredas son un sueño. La forestación y los tachos para la basura que se colocaron, dan una nueva impronta al barrio. Nos han escuchado y estamos muy agradecidos con esta gestión y con el Intendente”, dijo.


Compartir en