Durante el 2020, el Banco de Alimentos municipal donó más de 10 toneladas de provisiones

La mercadería fue destinada a diferentes comedores de la capital. Los trabajos contaron con la inspección y colaboración de la Dirección de Bromatología. Para el 2021, buscan sumar más donaciones de instituciones y comercios.
0
332
Compartir en

A poco de finalizar el año, el Banco de Alimento municipal realizó un balance de la tarea realizada y del cumplimiento de los objetivos propuestos al inicio de la gestión. Andrés Saá, titular del área, confirmó que lograron superar las 10 toneladas de alimentos recaudados, cuyo destino fueron comedores de la Ciudad de San Luis. “Estamos muy orgullosos por el trabajo hecho. Hemos cumplido con la meta que nos propusimos”, dijo.

En total se logró recaudar más de 10.125 kilos. “Agradecemos al intendente Sergio Tamayo por esta posibilidad que nos da de ayudar a mucha gente. Y a todas las secretarias que colaboraron”, destacó.

UN TRABAJO COLABORATIVO

Saá explicó que cuentan con el asesoramiento de la Dirección de Bromatología municipal. “Es un trabajo en conjunto, para que los productos que ingresen estén en perfectas condiciones”, afirmó.

Por su parte, Federico Vallone, titular de Bromatología, explicó que muchas de las mercaderías entregadas son el resultado de inspecciones que realizan en transportes y comercios. “Esta mercadería proviene del secuestro preventivo que realizamos por falta de documentación de las mismas, el dueño no puede comprobar su procedencia o porque son transportadas en vehículos no autorizados. Esto mismo, es informado al Juez de Faltas, quien determina el destino de los productos. El propietario tiene la oportunidad de realizar un descargo o presentar pruebas. En caso de no hacerlo o no poder cumplir con lo solicitado por el Juzgado, sale el oficio para que se donen dichos alimentos al Banco”, detalló.

Al respecto, Saá detalló que los trabajos de colaboración se extienden a otras área como la Canera Municipal. “A ellos se les han entregado aquellos productos que no son aptos para el consumo humano, pero sí para el de los animales”, explicó.

Cabe mencionar que todos los productos cuentan con una inspección previa. “Nos apoyamos mucho en Bromatología, que nos ayuda en los controles de los alimentos”, aseguró.

TRABAJO A FUTURO

Para el año que viene, el titular del Banco de Alimentos señaló que buscarán igualar y superar la mercadería recaudada en este primer periodo. “Trabajamos mucho con los comedores para llegar a los lugares más vulnerables. Ellos siempre necesitan más ayuda”, contó.

Igualmente, adelantó que se realizará una campaña para que más comercios y organizaciones se sumen a la entrega voluntaria de alimentos. “Queremos que los comerciantes sepan que esto no es una traba, sino una ayuda. El objetivo es evitar que ellos tengan pérdidas, evitar que tiren comida apta para el consumo a la basura”, dijo.

La idea es que los comerciantes tengan un control más exacto del stock que tienen. “Nosotros solo ayudaremos a darle una solución al comercio, gestionamos para que el alimento no sea desechado y pueda llegar a una familia que lo esté necesitando”, remarcó el funcionario.


Compartir en