Este viernes el Municipio continuó con obras de pavimento en la calle Granadero Fernando Alcázar

En ese sector, previamente se repavimentaron 700 metros de la Salvador Segado y hubo una intervención integral en Florencio Navarro. “Estamos trabajando enfocados en el crecimiento ordenado de la ciudad con obras que son planificadas y tendrán durabilidad en el tiempo”, dijo el intendente Sergio Tamayo al recorrer las labores que tuvieron epicentro en el barrio El Lince.
0
41
Compartir en

La Municipalidad de San Luis avanza con la intervención integral en la zona sur de la ciudad. Este viernes, equipos y maquinaria municipal se trasladaron a la calle Granadero Fernando Alcázar, donde se pavimentaron 200 metros. El despliegue se enmarca en las labores que incluyeron la repavimentación de 700 metros sobre Salvador Segado y la construcción de cordones, cunetas y colocación de pavimento en Florencio Navarro.

El intendente Sergio Tamayo recorrió la obra acompañado por los secretarios de Servicios Públicos y Seguridad Ciudadana, Diego Hernández y Facundo García, respectivamente. Además, estuvieron presentes el subsecretario de Infraestructura, José Garro y el director de Vialidad municipal, Facundo Suano, entre otros.

Es un trabajo continuo que venimos haciendo en la zona, como lo que hemos realizado en las calles Florencio Navarro y Salvador Segado. Son arterias donde transitan muchos automóviles por día y en las que realizamos obras complementarias como es la pavimentación de las intersecciones”, explicó el jefe comunal.

En el mismo sentido, remarcó que todas las intervenciones municipales son planificadas, pensadas con anterioridad y proyectadas a largo plazo. Asimismo, agradeció a los vecinos el acompañamiento a las tareas municipales y señaló que son acciones que se replican en todos los sectores de la capital puntana.

“Los vecinos cuando ven el trabajo de la Municipalidad agradecen. Estas son tareas que no se hacían antes y llegarán también a otros lugares. Lo importante es hacer y cuidar lo que estamos haciendo, también proyectamos poner en valor plazas y espacios públicos”, indicó.

En ese marco, expresó que las labores hacen foco en la seguridad de quienes transitan por la zona y se complementarán con otras intervenciones. “Está todo planificado, con las divisorias en Salvador Segado, sendas peatonales y lomos de burro que están contemplados en distintos lugares estratégicos. Está pensado muy bien para la seguridad de los niños y las niñas y todos los vecinos que transitan por la zona”, aseveró.

Vecinos y vecinas de ese sector de la ciudad manifestaron su conformidad con la obra y destacaron el cambio que han tenido en su calidad de vida.

Esperábamos una obra así. Antes era todo un tierral, corría viento o llovía y no se podía andar por las calles. Hacía mucha falta, están todos muy contentos por los beneficios que nos trae”, contó José Quintero, quien vive en el barrio El Lince, desde hace 22 años.

Rosa Valdez, también celebró la llegada del pavimento. “Estoy muy feliz por mi barrio. No había nada antes, era mucha tierra y muchos problemas, se nos llenaban de barro las calles y no podíamos salir. La obra es hermosa. Estamos muy felices y nos sentimos más protegidos”, dijo.

 


Compartir en