Perspectiva de género: el Municipio organizó un nuevo taller sobre la Ley Micaela

La iniciativa fue coordinada por Andrea Lescano y Néstor García, madre y padre de Micaela García e impulsores de la Ley Nacional 27.499. Participaron integrantes de los tres poderes del Estado, la Universidad Nacional de San Luis y distintas asociaciones civiles, entre otros.
0
29
Compartir en

En el marco de las acciones para concientizar y promover la perspectiva de género y prevenir violencias contra la mujer, la Municipalidad de San Luis ofreció este jueves un taller de sensibilización de estereotipos en el ámbito laboral. La actividad, organizada por la Secretaría de Desarrollo Social, se realizó en el Centro Municipal de Convenciones “Monseñor Enrique Angelelli” y contó con la coordinación de Andrea Lescano y Néstor García.

El evento convocó a autoridades nacionales, municipales, del Poder Judicial, la Universidad Nacional de San Luis, sindicatos, empresas del sector privado y asociaciones civiles de la provincia.

Es un encuentro muy importante, no solo por la temática de la Ley Micaela sino precisamente porque tenemos el honor de que el taller sea dictado por la mamá y el papá de Micaela García. Es muy movilizador tenerlos a ellos con el compromiso de seguir con el legado de su hija”, explicó Cristina Tempestini, directora de Género, Diversidad e Igualdad de la Municipalidad.

En el mismo sentido, expresó que “no se trató de una capacitación habitual” sino que se vivió como un taller vivencial.

“Fue dinámico y con una modalidad muy participativa. Por protocolo y espacio no pudimos hacerlo masivo, pero intentamos que fuera lo más diverso posible y abarcara la mayor cantidad de organizaciones. Esperamos poder seguir desarrollándolo en otras oportunidades”, precisó.

También, brindó detalles sobre el desarrollo de las capacitaciones en el marco de la Ley Micaela que se están llevando a cabo en el Municipio. “Hemos capacitado y trabajado con la mitad del programa. Son dos unidades en las que se incluyó a funcionarios del Ejecutivo, el Concejo Deliberante y el Tribunal de Faltas. Evaluamos cómo llevar a la práctica esta legislación en nuestros espacios de trabajo. La idea es culminar con las unidades restantes y luego extenderlo a la planta de trabajadores ya que el cambio social es con todes”, enfatizó Tempestini.

Por su parte, Néstor “Yuyo” García, padre de Micaela y coordinador de la actividad remarcó, que “hay una doble intencionalidad en la puesta en marcha de la propuesta”, por un lado, la representatividad como padres e impulsores de la ley, y por el otro, mostrar una idea de cómo implementarla en el ámbito de las instituciones y organizaciones de la sociedad civil.

Creemos que la ley Micaela tiene que implementarse con propuestas que puedan modificar las actividades cotidianas de las personas, como trabajadores del Estado y de cualquier institución. La idea es que cambien sus prácticas no por recibir conceptos teóricos sino que nos parece que hay que desnaturalizar un montón de cuestiones y la propuesta tiene que ver con que se den un poco cuenta de todas estas cosas”, detalló.

De igual manera, destacó la integración de quienes participaron de la propuesta. “Se participó mucho y se comprometieron con el debate. Nosotros partimos del hecho de que no venimos a enseñar nada sino a generar un ámbito donde el diálogo y la participación entre las personas puedan construir una sociedad mejor de manera colectiva. Creemos que la realidad va a cambiar si las personas que trabajan en el Estado hacen su tarea cotidiana con una mirada de género”, dijo.

El taller abordó distintas temáticas en torno a las desigualdades, la asociación de diferentes roles según el género y la construcción de saberes en pos de modificar conductas prestablecidas en la sociedad actual.


Compartir en