Tras la fuerte tormenta, cuadrillas municipales despejan bancos de arena, restos de árboles y restablecen el alumbrado en barrios afectados

Anoche cayeron 29 milímetros en pocos minutos en la capital puntana. El aguacero generó anegamientos, caída de árboles y cables, fallas en el servicio de alumbrado público, atascamiento de vehículos y bancos de arena y barro en toda la ciudad. Equipos del Municipio trabajaron toda la noche para dar respuesta a las solicitudes de los vecinos y las tareas continuarán durante todo el fin de semana.
0
254
Compartir en

Estamos en todas las zonas. Hemos intensificado los equipos y estamos limpiando y trabajando en las calles. Todo el equipo de la Municipalidad está abocado a dejar en las mejores condiciones, durante este fin de semana, la mayor parte de la ciudad”, manifestó Diego Hernández, secretario de Servicios Públicos, sobre el trabajo que la Comuna tiene en marcha luego de la fuerte tormenta que azotó este viernes por la noche a la capital puntana. Cayeron 29 milímetros de agua y granizo en pocos minutos, que generaron inundaciones, caída de árboles -también por acción de fuertes vientos– y otros inconvenientes. Además, una fuerte actividad eléctrica perjudicó el alumbrado público.

El funcionario también contó que la gran cantidad de agua generó problemas en las redes de cloacas. “Se dieron algunos desbordes, pero ya están solucionados. Se trabajó durante toda la noche y desde esta mañana se intensificaron los trabajos. Estamos en las zonas, norte, sur, oeste y seguiremos relevando para solucionar problemas en la jornada de este sábado, el domingo y el resto de la semana”, afirmó.

El secretario comentó que hubo caída de árboles, que ya fueron despejados y que el granizo generó que las hojas de los árboles taparan los desagües, provocando anegamientos en distintos puntos. “Es un gran problema, pero estamos preparados para afrontarlo”, aseveró.

Por su parte, el subsecretario de ABL, Mauro Lucero, contó que las áreas de Recolección, Espacios Verdes y Alumbrado fueron puestos en alerta con anterioridad para dar respuesta a las contingencias de la lluvia y que este sábado el despliegue incluye más de 150 empleados municipales, además de máquinas, camiones y retropalas.

También, precisó que junto a las tareas de limpieza, están abocados a solucionar los problemas que dejó la tormenta en el alumbrado. Ya está normalizado el servicio en algunos barrios que tuvieron problemas, como el Rawson y el 9 de Julio, pero continúan las labores. “Se están revisando tableros y líneas. Esta noche continuaremos evaluando”, detalló.

En paralelo a solucionar lo que dejó la lluvia, tanto Espacios Verdes como Alumbrado Público, tienen en marcha operativos que estaban ya planificados para dar respuesta a solicitudes de los vecinos.

Los cronogramas de trabajo ya establecidos se mantienen. Con estas lluvias el pasto crece a gran velocidad. Estamos trabajando el desmalezado en el sector sur y alumbrado en la zona norte. Ya hemos regularizado muchas zonas afectadas por la lluvia de ayer en lo que refiere a alumbrado. También se intensificó el levantamiento de basura gruesa, barrido y el despeje de bancos de arena”, concluyó Hernández.

DEFENSA CIVIL

En tanto el director de Defensa Civil de la Ciudad, Alan Fernández, detalló el trabajo del área durante la noche.

“Se realizaron 34 servicios, en coordinación con todas las direcciones de la Municipalidad de la Ciudad de San Luis, San Luis Solidario, Bomberos de la Policía de la Provincia, Bomberos Voluntarios y 911, entre otros”, precisó.

Al respecto, informó que, principalmente, se intervino en atascamientos vehículares (producto de desperfectos mecánicos), caída de árboles secos en pie, apuntalamiento de una vivienda precaria y despeje de la vía pública por obstrucciones varias.

“Celebramos no tener que lamentar víctimas fatales, ni pérdidas materiales graves, como tampoco la necesidad de evacuar zonas de la ciudad”, consideró.

 


Compartir en